Top

Tener una Página Web es como inscribirse en un Gimnasio

Tener una Página Web es como inscribirse en un Gimnasio

Levanta la mano si te gustaría tener un sitio web exitoso

Si tienes la mano levantada, probablemente sepas que crear un sitio web es relativamente sencillo pero, crear una página que cumpla con todas tus expectativas o las de tu empresa y que además se mantenga activa, dinámica y vigente, es realmente un reto.

Información sobre el tema hay para tirar para el techo y en muchos casos lo falso, lo efímero, es lo que está disponible y suele engañarnos diciéndonos que, con solo el hecho de tener una página web, ya tenemos garantizado el éxito.

Nosotros en Webtus hemos descubierto que, al igual que muchas cosas en la vida, lo que esta detrás del éxito de tu sitio web es: el trabajo.

Una página web no es algo que uno compra, que uno hace una vez o que peor aún ni siquiera considera (lean nuestro artículo si no estas en internet no existes). Una página web es un proyecto, es una inversión, un activo de tu empresa que si lo manejas bien el retorno será invaluable.

Tener un página web es como inscribirse en un gimnasio y quisiéramos explicarle porque:

 

Tener una página web, no significa nada

El hecho de tener una página web, quiero decir un dominio y alguna información montada allí, cada vez significa menos. Es lo que hagamos con esa página lo que hará la diferencia. No podemos esperar que por colocar la información de nuestros productos y/o servicios en internet, automáticamente vamos a tener éxito.

Es como pensar que con solo inscribirnos en el gimnasio, automáticamente comenzaremos a perder peso o mejorar nuestra forma física. Es nuestra disciplina diaria de asistir y cumplir con la rutina correcta lo que garantizará que con esfuerzo, nuestros objetivos sean cumplidos.

Algunas vez los sitios web estáticos eran suficiente, pero ya han pasado años o décadas, desde aquella realidad. No cometan el error de pensar que construir un sitio web es el objetivo, cuando realmente es solo el comienzo.

 

No buscar ayuda es perder tiempo y dinero

No hay proyecto ambicioso que no necesite de ayuda y la creación de una página web para nuestra empresa, es un proyecto ambicioso.

En mi opinión el mayor riesgo de no solicitar ayuda es la incapacidad de poder establecer metas realistas. Cuando uno no conoce el impacto o realidad del medio y de la industria en la que se compite, el único parámetro de decisión es nuestra propia capacidad.

fracaso Por ejemplo, si yo me inscribo en un gimnasio seguro es porque tengo metas ambiciosas, digamos lograr un abdomen rayado y muy definido en cuestión de meses. Sin embargo, no tengo idea la cantidad, frecuencia y tipo de ejercicios que debería hacer para lograrlo y, como no tengo ayuda, analizo mi situación y establezco que puedo ir dos días al gimnasio durante media hora cada día (“porque estoy muy ocupado en otras cosas importantes”) e imagino que eso tiene que ser suficiente. Lo más probable que ocurra es que, pasen los dos meses y mis objetivos no se hayan cumplido. A una inversión no se le puede atacar con lo que se pueda, sino con lo que es necesario.

En este caso de los abdominales, lo correcto hubiese sido buscar alguna ayuda al respecto, buscar en internet, preguntarle a un primo o el mejor escenario, conversar con uno de los entrenadores del gimnasio. El objetivo de la ayuda es preguntar precisamente, cuál es el plan de ejercicio adecuado (ni más ni menos) que me permitirá cumplir mis objetivos en dos meses, incluso poder conocer si realmente dos meses son suficientes para lograrlo o quizás una exageración.

Si confío ciegamente en que lo que yo puedo hacer es suficiente y no busco ayuda, al final de los dos meses lo único que voy a tener es un montón de medias horas perdidas durante la semana y un abdomen lejos de estar siquiera plano. Lo peor del caso es que hay algunos que le atribuyen la culpa al gimnasio y deciden suspender su suscripción, porque eso del gimnasio no sirve para formar abdominales.

Sin ayuda el escenario probable es invertir menos o más de lo necesario y en cualquier caso estoy perdiendo.

 

Los malos consejos se pagan caro

La cantidad de excusas que existen cuando le preguntas a una persona, que no usa el entrenador del gimnasio, son muy variadas y algunas hasta cómicas. Lo que debemos entender es que el conocimiento del entrenador es muy valioso, como vimos en el punto anterior, el hecho de tener un plan adecuado a nuestro objetivos es el mejor paso de una inversión segura. Por lo tanto no debemos esperar que sea una inversión menor o inexistente, pero debemos tener la confianza de que se retornará.

Un mal consejo a la hora de cualquier práctica de gimnasio puede terminar fácilmente con una lesión, que no sólo nos aleja de nuestros objetivos reales sino que puede atrasarnos en un proyecto, que para nosotros es tan importante. Muchas personas prefieren tomar cualquier “conocimiento” que escuchan por allí y enseguida deciden invertir tiempo y esfuerzo esperando resultados rápidos.

Los malos consejos que nos permitimos tomar basados en suposiciones y no conocimientos se pagan muy pero muy caro, sobre todo en términos de tiempo y en algunas industrias eso es clave.

 

Sin dolor no hay ganancia

Existe una expresión en inglés que dice “No pain, no gain”, creo que la mejor traducción es “Sin dolor, no hay ganancia”. Es muy usada en el mundo atlético como una verdad absoluta sobre la relación del progreso atlético al esfuerzo personal.

Para serles honesto aquí es donde toda la analogía del gimnasio y nuestra página web, tiene más sentido. Nosotros no podemos ser más musculoso con los mismos músculos que tenemos hoy en día. No podemos bajar de peso sin incluir en muestra rutina diaria un cambio importante. Con este quiero decir que, si decidimos entrar en internet y construir nuestra página, tenemos que saber desde el inicio que hay cambios importantes que tenemos que incorporar a nuestra rutina empresarial y si no estamos dispuesto es mejor no empezar.

Esto no quiere decir que todos en la empresa deben estar involucrados o que el presidente comenzará a twittear, sino que quien esté involucrado realmente se encuentre comprometido con el medio. No sirve que en el tiempo que le sobra a una persona, sea donde se encuentre el lugar de la página. Incluso si se contrata un tercero para que haga lo que no sabemos, siempre debemos estar involucrado en un proyecto que expondrá nuestra marca. Deben saber que es imposible que el entrenador haga el ejercicio y seamos nosotros los que bajamos de peso.

 

Procura medir y celebrar tu progreso

corporateEl progreso es algo que nos mueve a todos lo humanos, nada mejor para cerrar un buen día que la sensación de avance en cualquier proyecto en el que estemos involucrado. Por eso es importante que nos tomemos en serio nuestra trabajo y lo midamos.

Cuando te inscribas en el gimnasio, compra una balanza, tomate fotos antes del primer día, toma tus medidas, dibuja y visualiza la meta final. Registra tu progreso semanal, diario y mensual para que este allí presente y veas en primera fila cuando comienzas a avanzar y como vas conquistando etapas. Tener un sitio web es sinónimo de la instalación de un sistema de analítica para monitorear nuestro progreso y una herramienta fundamental para garantizar que estamos en vías de conquistar nuestras metas.

Yo no he visto a ninguna persona que esté en forma y no se sienta bien consigo misma, lo que me hace pensar que la recompensa y el resultado no sólo vale la pena, sino que es algo que todos deberíamos buscar. Lo mismo ocurre con una página web, si le asignamos los recursos necesarios la recompensa será muy superior a la inversión.

¿Y tu?… ¿Está dispuesto a poner tu presencia web en forma?…. Si quieres recibir información sobre como lograrlo, te sugiero suscribirte a nuestra lista de correos electrónicos para que recibas la información que estaremos publicando.

¡A ejercitarse!

 

Director Estratégico y Creativo. Encargado de entender el negocio de nuestros clientes y convertirlo en estrategias y tácticas de Marketing Digital que cumplan objetivos.

No hay comentarios

Escribir un comentario