Top

¿Y si el cliente no tiene la razón?

¿Y si el cliente no tiene la razón?

Mucho se piensa de la pleitesía que se le debe rendir al cliente. De que a veces es necesario dejarse “pisotear”, aunque ellos no lo sientan así y realmente en la mayoría de los casos no lo sea. Primero que nada es necesario desmitificar al cliente como el ogro come hombres que nunca dejará de hostigarte hasta la muerte. No y aquí está la primera ruptura de paradigmas del Inbound Marketing: el cliente actúa más como tu colega y por eso la relación debe fluir en función de la enseñanza.

Como con nuestros amigos, gente que es capaz de enseñarnos algo y nosotros de otorgarles algo a cambio; a los clientes tenemos la posibilidad de asesorarlos. Formarlos junto a nosotros en el mundo del Inbound Marketing y construir las sólidas bases para un futuro largo y provechoso. Son como aquellos amigos de la Universidad que siempre hicieron con nosotros todos los trabajos que nos solicitaban. Así, en esta relación cliente-Inbound Marketing, cada uno de los implicados cuenta con una serie de valores y puntos fuertes que los hará complementarios a los del otro.

La idea es y siempre será entablar una relación a largo plazo. Una amistad en la que ambos salgan beneficiados y que además seamos capaces de aprender del otro. El cliente es capaz de enseñar mucho, por eso es necesario conocerlo. Otro paradigma a tomar en cuenta es el de no subestimar lo que te pueden ofrecer. Así como no todo el mundo es igual, no todos los clientes tendrán los mismos requerimientos. Es así como, tratando a cada uno de manera individual (el secreto es conocerlos más), resultará mucho más fácil atender todas sus inquietudes e incluso ellos sentirán que el trabajo está mucho mejor realizado.

No es cuestión de revelar un secreto del inframundo, simplemente es trabajar la paciencia. Así como nos molestamos por x o y causa con nuestros amigos, lo podemos hacer también con nuestros clientes. Pero con trabajo, paciencia, capacidad de atención y demostrando nuestros conocimientos seremos capaces de salir adelante. Así, nuestra relación cliente-inbound marketing fluirá de la mejor manera y seremos capaces de superar cualquier tipo de obstáculos.

El Inbound Marketing es más que una simple estrategia de mercado, incluye entablar una relación que por su durabilidad y consistencia es necesario que se convierta en armoniosa. Aquí, te revelamos las claves para que eso sea así, puedas conocer más a tu cliente y a la vez puedas saber más de ti mismo.

No hay comentarios

Escribir un comentario