Top

¿Cómo mi suegra sobrevivió al internet?

¿Cómo mi suegra sobrevivió al internet?

digital-marketing-icons

Un día mi suegra me llama y me dice:

—Daniel… tú que sabes de redes y esas cosas. Quisiera pedirte un favor.

—Claro, por supuesto —dije tratando de ganar puntos.

—No tranquilo, mejor lo vemos cuando vengas.

Los dos somos de Carora y visto que vivo en Caracas, fue necesario esperar mi próxima visita que tardó un par de meses. Cuando llegué le recordé sobre aquella extraña petición y en seguida con mucha emoción me confesó lo que quería.

—Yo quiero abrir una cuenta de Twitter.

Traté de no reírme, por aquello de los puntos, sin embargo, no sería risa de burla sino de emoción porque hasta la fecha, para ella, hacer clic en cualquier cosa digital significaba el fin del mundo. Tal como si su ratón tuviese conexión directa con arsenal de misiles nucleares.

El hecho que decidiera entrar en el mundo digital era un avance importante, fuese a través del Twitter o cualquier otro medio, así que la ayudé con todo el gusto del mundo (podía escuchar los puntos caer en mi favor)

0000010313—¿A quién quieres seguir? —pregunté.

—¡¡¡Alejandro Sanz!!! —contestó con emoción fanática.

Tuve que reírme, ahora si.

—Y ¿a quién más?

—No, a más nadie… Ya es suficiente.

Para evitar perder el camino ganado lo dejé así, total, aunque a veces se nos olvide, las redes sociales son para eso, socializar en los círculos que queremos en la manera en que podemos. Si ella solo quería seguir a Alejandro Sanz no existe una “mejor práctica” que indique lo contrario.

Los puntos que pensé que había ganado, se los llevó todos Alejandro Sanz. Sin embargo quedé satisfecho. A los meses volví y mi suegra me pidió ayuda una vez más. Para serles honesto un favor que nunca pensé escuchar de parte de ella:

—Daniel podrías por favor salir a recibir un paquete que está llegando de Mercado libre

—¿MercadoLibre?… ¿Quién lo compró?

—Yo… hace una semana.

pymeblog_78Mi imaginación hizo corto circuito y el reflejo me hizo comenzar a buscar la cámara escondida. ¿Mi suegra? ¿Qué tiene miedo de hacer clic? ¿Compró algo por internet?. La inercia me llevó hasta recoger el paquete en silencio tratando de asimilar. Entonces pregunté:

—¿Quién te enseñó a hacer eso? ¿Cómo pagaste?

—Yo sola… lo vi, me fije que el vendedor tiene buena puntuación y la hice una transferencia.

No pude decir más nada y supe que tendría que buscar otro tema para poder “reírme” de mi suegra, porque en lo que a internet se refería, ya se había convertido en un usuario completo. Incluso generando ingresos para terceros.

Le agradezco mucho a mi suegra por hacerme vivir esta experiencia porque para serles honesto este cuento, además de cierto, sirvió para entender el comportamiento promedio del usuario de internet en Latinoamérica. Incluso reconocer el aporte más importante de las redes sociales para aquellos que nos dedicamos a trabajar la industria.

internetAntes de la masificación de las Redes Sociales, el internet todavía era un lugar para los “habilidosos” o jóvenes que entendían de eso. Un nicho que no aportaban mucho valor económico por su capacidad de compra. Sin embargo, fueron las redes sociales las que acercaron al resto de la población y tal como mi suegra, a perder el miedo a lo digital, más aún, encontrar el valor que siempre tuvo el poder conectarnos todos a nivel mundial. En Latinoamérica, unas latitudes sociales por excelencia, no pasó lo contrario y en poco tiempo nuestro variopinto universo de consumidores, se vieron convertidos en usuarios digitales.

Las Redes Sociales son tan complejas como lo somos los humanos pues la barrera tecnológica es mínima. Mucho del humano se deja colar y por eso quizás la gente las “entiende”. Es su complejidad lo que nos atrae y lo que aporta tantas vías para el éxito.

Para nosotros son una herramienta fundamental y para el crecimiento de los negocios más importante aún. En esta época donde solo tener usuarios registrados vale dinero (Pregúntele a Instagram, whatsApp y demás) es un deber de toda estrategia de crecimiento empresarial considerar el internet y las redes sociales. Ahora más que nunca cuando mi suegra, que le gusta gastar más de la cuenta, está dispuesta a adquirir productos y servicios a través del “terrible internet” que cada vez luce como una tarde con sus amigos.

<p>Director Estratégico y Creativo. Encargado de entender el negocio de nuestros clientes y convertirlo en estrategias y tácticas de Marketing Digital que cumplan objetivos.</p>

No hay comentarios

Escribir un comentario